Consejos a Conductores

Consejos a Conductores 

Preparándonos para las Vacaciones

Prohibido conducir si existe una apnea de sueño diagnosticada y no tratada.

¿Qué es una apnea de sueño?

La interrupción de la respiración de varios segundos muchas veces en la noche. Usualmente aparecen en personas roncadoras y suelen ser bien descritas por quien comparte el dormitorio. Se puede sospechar cuando la persona presenta todos o varios de estos síntomas:

Ronquidos

Somnolencia diurna (realice el cuestionario de Evaluación de somnolencia diurna)

Cefaleas matinales

Cambios de carácter

Menor rendimiento intelectual

Disminución de la concentración

Disminución de la atención

Disminución de la libido, impotencia sexual

Debe consultar con su médico para realizarse un estudio de sueño que confirme o descarte el diagnóstico, entre tanto abstenerse de conducir.  Con simuladores fue demostrado que disminuye la capacidad de concentración y el tiempo de reacción. Se produce sueño incontrolable en pruebas de 30 a 90 minutos y la posibilidad de sufrir un accidente se triplica.

Evitar Conducir de Noche

Nuestros relojes internos nos preparan en la noche para dormir, el alerta disminuye, así como las destrezas motoras y los tiempos de reacción.

Si ya no tiene otra opción y tendrá que partir de noche, algunos consejos útiles:

1. Los días anteriores trate de dormir o descansar más. Si bien no se puede dormir más “a cuenta” de lo que no se dormirá en el futuro, se puede lograr estar más descansado, no acumulando actividades “extras”.

2. El día previo a la partida realice una “siesta preparadora”, natural, NO inducida por hipnóticos.

3. La cena debe ser ligera y sin alcohol. Vegetales o pasta con salsas ligeras son una buena opción evitando carnes y fritos.

4. Preparar al copiloto, a veces se cree contar con un copiloto entusiasta que va a conversar toda la noche, pero inevitablemente a la hora que nuestros relojes avisan que deberíamos estar dormidos existen cambios de temperatura, hormonales, etc., de forma que el copiloto irremediablemente se dormirá en la madrugada.

5. Fijar “paradas técnicas”, aconsejable cada 60 a 90 min, este es el lapso en que nosotros toleramos fijar la atención con buen rendimiento, pasado este lapso todos los rendimientos decaen: debemos hacer un corte para reempezar.

6. Es importante tomarse el viaje sin ansiedad de llegar, considerar que “el viaje ya es parte de las vacaciones”

7. Nuestro cerebro “entiende” señales como quietud, silencio, oscuridad, falta de ingesta y bebida como condicionantes del sueño, por lo tanto dar “señales de vigilia” ayudará a mantenernos atentos. Escuchar música “divertida”, preferentemente que podamos acompañar cantando es una buena opción; también la ingestión de café, té, mate (si bien no se debe tomar conduciendo, se hace una brevísima parada en la carretera que no retrasará la llegada y dará muchos beneficios), chocolates, bebidas cola.

8. PROHIBIDOS los fármacos o drogas estimulantes, estos distorsionan nuestro “buen criterio”, el sentido de responsabilidad, el límite de nuestras propias capacidades.

9. La temperatura dentro del vehículo debe ser ligeramente desagradable, un poco fresca, el frío es un gran inhibidor del sueño. Que los demás acompañantes se lleven mantas y vayan bien abrigados.

10. Detenerse, salir de la ruta y dormir un rato frente al menor síntoma de embotamiento.

RECUERDE QUE CUANDO EXISTE LA NECESIDAD FISIOLÓGICA DE DORMIR, ESTA NO SE PUEDE REPRIMIR MÁS QUE DURMIENDO.

Detenerse y dormir un rato frente al menor síntoma de embotamiento, NO ESPERE A PASAR “UN PESTAÑEO LARGO”, LOS MICROSUEÑOS DE ESCASOS SEGUNDOS NO SUELEN SER PERCIBIDOS POR LA PERSONA Y SON FATALES EN LA CARRETERA.